Laminitis en Caballos

La laminitis es un desorden metabólico muy severo y se manifiesta con un hinchazón de la epidermis interna. La epidermis interna se sitúa detrás de la capa gruesa de la pared del casco y se encarga de mantener en su sitio la tercera falange. Suele deberse a un cambio en la dieta, cuando se introduce una alimentación mucho más rica o bien a un copioso pasto nuevo. Desde micompi te recordamos que es obligatorio tener contratado un seguro para caballos siempre que tengas alguno en propiedad.

Caballos pastando

 

Síntomas

Los síntomas de la laminitis  se presentan por lo general,  y en primer lugar, en las extremidades anteriores (manos).  Como respuesta al dolor que tiene, el caballo se colocará extendiendo las extremidades anteriores, dejando caer su peso sobre las posteriores. Un caballo que se encuentre en esta postura,  se mostrará reticente a moverse y, en caso de moverse, será con pasos cortos y moviendo rápidamente los pies.

Causas de la laminitis

  • Exceso de carbohidratos (almidones azúcares) y de pastos ricos en fructanos (azúcares) en la dieta.
  • Obesidad, presente en los caballos que se usan para competiciones morfológicas, caballos sobrealimentados o que tienen tendencia natural a engordar.
  • Alimentar en una sola toma al día. Los cambios bruscos en la alimentación, que pueden causar desajustes en la flora bacteriana del intestino grueso, motivando al final un problema de toxicidad. Estas toxinas llegarán por la circulación sanguínea a los cascos y originan la inflamación del mismo.
  • Estrés.
  • Cambios bruscos en el trabajo.
  • Cáncer o hiperplasia de la glándula pituitaria.
  • Drogas, en especial los corticoides.
  • Retenciones de placenta de la yegua  (más de 6 horas después del nacimiento del potro).
  • Materiales tóxicos o infecciones en otras partes del  cuerpo.
  • Riesgo de recaídas, en caballos que ya habían sufrido laminitis.

Tratamiento

  • En primer lugar, debemos alejar al caballo de la fuente de ataque.
  • Llamar sin falta al veterinario, la mayor tranquilidad la obtienes teniendo contratado un seguro para caballos.
  • El veterinario nos recetará unos analgésicos.
  • Debemos preparar una zona que actúe de cama llenando el suelo de abundante viruta, el caballo debe estar tumbado.
  • Reducir la cantidad de comida, los alimentos más óptimos para comer en esta situación son el forraje y alimentos altos en fibra y bajos en almidón.
  • Reposo absoluto, el caballo no puede trabajar mínimo en 30 días.

¿Cómo prevenir la laminitis?

Primero debemos asegurarnos de que el caballo se encuentra sano físicamente antes de llevarlo a pastar, un caballo no puede mantenerse sólo de hierba pero tampoco se puede sobrealimentar. Una forma de comprobar si el caballo tiene un peso adecuado es pasando la mano por la zona de las costillas, debemos notarlas, no tener acumulaciones de grasa (sobre todo en el cuello y en el nacimiento de las crines). Se puede restringir la ingestión de hierba,  a aquellos caballos propensos a aumentar su peso rápidamente, mediante la subdivisión de los prados en pequeñas zonas. Aún así es necesario cuidar el prado, recogiendo diariamente el estiércol para que el caballo no ingiera huevos de parásitos que podrían causarle enfermedades o incluso la muerte. Los animales con sobrepeso tienen mayor riesgo, debemos pesar al caballo regularmente con una cinta específica y diseñar su alimentación en función de su actividad diaria.

Otra causa de la laminitis es la anemia, debemos asegurarnos de que el caballo tiene la suficiente ingesta de minerales y vitaminas y que el caballo no ingiera menos alimento que el correspondiente al 1,5% de su peso.

Un pensamiento en “Laminitis en Caballos

  1. Pingback: Cólico en Caballos : Despues

Los comentarios están cerrados.