Embarazada y con gato, 5 consejos

Las mujer embarazada y con gato están preocupadas por cómo podría afectar a la salud de su bebé antes de nacer el contacto con su gato.

imagen:pet-owners.co.uk

imagen:pet-owners.co.uk

¿Qué es la toxoplasmosis y cómo se contrae?

Las mujeres embarazadas se preocupan por toxoplasmosis, que es una infección causada por un parásito transmitido por muchos animales de sangre caliente, especialmente gatos. Si queda infectado con Toxoplasma gondii durante el embarazo, el organismo puede atravesar la placenta y puede enfermar a su bebé. Debido a que este organismo está muy extendido en la naturaleza, las mujeres embarazadas pueden estar expuestas al Toxoplasma a través de maneras distintas por su gato. El consumo de carne mal cocida o verduras sin lavar, la exposición a heces de gato son fuentes potenciales de los organismos de Toxoplasma. Lave todas las verduras antes de comerlas y lave bien las tablas de cortar con agua caliente, jabón o métela en el lavavajillas.

1. Peligros de la caja de arena
Si usted es propietario de un gato y es la futura madre de un bebé, usted tendrá que evitar el contacto con la caja de arena de su gato. Las heces de los gatos se vuelven infecciosas con los organismos de Toxoplasma aproximadamente 24 horas después de la defecación. La eliminación diaria de los residuos sólidos de la caja de arena de su gato es fundamental para proteger a su bebé, pero debe ser realizado por otra persona en el hogar. Las cajas de arena deben limpiarse a fondo con agua hirviendo semanalmente para destruir los organismos de Toxoplasma. La protección de su familia contra la toxoplasmosis es sólo una razón más para mantener a su gato dentro del hogar, puesto que los gatos contraen la toxoplasmosis cuando consumen roedores y otros mamíferos pequeños

2. Evitar una caída
Aunque usted puede estar radiante debido a su estado (embarazada), puede también ser un poco torpe y ser propensa a caerse. En un estudio, más de un cuarto de las mujeres informaron que se caen durante el embarazo.

3. Los arañazos y mordeduras
En sus esfuerzos para que todo sea perfecto para la llegada de su bebé. Mi recomendación es preparar a su gato con un corte de sus uñas por un veterinario antes de que llegue el bebé para ayudar a mantener los arañazos al mínimo y para salvarlo de una mordedura o arañazo que podría ser más grave de lo normal.

4. ¿Un embarazo y un gato nuevo?
Le recomendamos actuar con cautela cuando se añade un nuevo gato a su familia cuando está embarazada. La adopción de un gato con una historia médica desconocida o un gato que vivió hace poco al aire libre podría ser arriesgado.

5. Contratar un seguro veterinario para gatos
Las enfermedades imprevistas o accidentes pueden ocurrirle a su gato en cualquier momento. Los seguros veterinarios para gatos de micompi, ayudan a centrarse en lo que es mejor para su gato en lugar de preocuparse por el coste de su tratamiento veterinario.
Con las precauciones y medios necesarios, puedes tenerlo todo. Calcula el precio de tu seguro veterinario gratis aquí.

 

Deja un comentario