Médico. La última profesión para perros

Si hablamos de perros policía, de rescate o guía, a nadie le resulta extraño. Son las profesiones más frecuentes del mejor amigo del hombre. Pero a muchos le sorprenderá la aparición de un nuevo empleo canino: “médico”. O quizá, para ser más exacto, deberíamos decir “oncólogo”.

Desde micompi, os contamos la importancia de tener un perro en casa y cómo algunos pueden mejorar la salud de las personas.

Fuente: nuugi.com

Sí, amigos y amigas, el perro puede convertirse en un arma para luchar contra el cáncer. Es una técnica que ya se utiliza en países como Estados Unidos, Francia, Inglaterra, Italia o Japón y que se está empezando a poner en práctica en países de Sudamérica y, recientemente, se ha presentado en España, concretamente en el Centro de Investigación Príncipe Felipe de Valencia.

El perro solo necesita una herramienta para la detección del cáncer: la nariz. Los canes poseen un olfato hipersensible y, estando debidamente adiestrado, son capaces de percibir y diferenciar el olor de las células cancerosas con una precisión por encima del 90%. Son el complemento perfecto para los profesionales de la materia. Una herramienta fiable en la prevención del cáncer.

Fuente: blogs.lainformacion.com

Para detectar las enfermedades oncológicas con perros, se extraen muestras de orina o saliva con gasas para, posteriormente, ser olfateadas por el animal. El perro, previamente adiestrado, guarda la patología en su memoria a largo plazo y, por tanto, pueden detectarla. También logran percibir el olor del cáncer a través del aliento.

A través de las diferentes muestras biológicas, los perros pueden detectar diferentes tipos de cáncer. Por ejemplo, a través del aliento pueden localizar el cáncer de mama o de pulmón, mientras que, por el olor de la orina o la saliva, detectan la presencia del cáncer de ovarios, de  próstata o de colón entre otros.

Pese a los avances llevados a cabo en la materia, aún queda un largo camino por recorrer para comprender exactamente qué tipo de materia segregada por las células tumorales son capaces de identificar los perros.

Una vez más, el perro hace gala de su categoría de mejor amigo del hombre.

Deja un comentario