Listado de Playas para Perros en España

Playas para perros que se autoriza llevar perros

Playas para perros en España

En España existen 51 playas para perros autorizadas sin riesgo de multa por llevar a nuestra mascota a que disfrute ella también de la playa. Antes de ir a la playa debes hacerle una visita al veterinario para que le realice un chequeo para asegurarnos de que llevamos en perfectas condiciones a nuestro can  zonas costeras. Además en la clínica veterinaria nos pueden dar una serie de consejos para que nuestro animal no sufra un golpe de calor o accidentes típicos jugando en la arena. Así como, darnos un protocolo de actuación en caso de que sufra un golpe de calor o cualquier enfermedad típica de las fechas y lugar donde pases tus vacaciones.

No nos debemos de olvidar también de repasar accesorios medicinales (Collar anti leishmaniosis), medicinas, juguetes para jugar con tu perro en la playa y documentación que debes llevar (Cartilla de vacunación, póliza de seguros para perros peligrosos en caso de estar catalogado como tal por Ley 50/1999 y la póliza del seguro médico para perros que tengas contratada)

 

A continuación os damos el listado completo de todas las playas en España que podéis acudir con vuestro perro sin problemas de admisión:

Andalucía:

Cádiz

Playa del Puerto de Santa María

Málaga

  1. Playa Ancha / Playa de la Sal, Casares
  2. Playa del Ejido, Mijas
  3. Playa de Castillo Sohail en la Playa Canina en Fuengirola
  4. Playa de la Araña Málaga
  5. Cala del Moral, Rincón de la Victoría

Granada

Playacan en Palaya el Cable, Motril

Almeria

Playa Castillo de Macenas, Mojacar

Murcia

Mazarrón:

  1. Playa de las Moreras
  2. Playa del Gachero
  3. Playa de Cobaticas

Comunidad Valenciana

Provincia de Alicante:

  1. Playa de Cala Estaca en Playa Flamenca, Costa de Orihuela
  2. Playa de Los Tusales, Guadamar del Segura
  3. Playa de Los Saladares, Urbanova
  4. Cala de la Palmera, Cabo de las Huertas
  5. Playa de Punta del Riu, El Campello

Provincia de Valencia:

Municipio de Gandía

En Playa de l’Ahuir la Playa Can

Provincia de Castellón:

Municipio de Vinarós

Playa de Aiguaoliva

Cataluña:

Provincia Girona:

  1. Playa de La Platera, L’Estartit
  2. Playa de La Rubina, Empuria Brava

Provincia de Barcelona:

  1. Playa de Aiguadolç, Sitges
  2. Playa de El Cavaió,Arenys de Mar
  3. Cala de La Musclera, Arenys de Mar
  4. Cala de La Picòrdia, Arenys de Mar

Provincia de Tarragona:

  1. Playa de Riumar, Deltebre
  2. Playa de Bon Caponet, La Ametlla de Mar
  3. Cala del Cementiri, La Ametlla de Mar

Cantabría:

  1. Playa de Berría, Santoña
  2. Playa de Brazomar en Arcisero, Castro-Urdiales
  3. Playa de Dicido en Cargadero de Mioño, Castro-Urdiales
  4. Playa de Oriñón en Castro-Urdiales

Galicia:

Provincia de Pontevedra:

  1. Playa de Sangatiño en Porto dos Padroneses, O Grove
  2. Playa de O Espiño,  O Grove

Provincia de Lugo:

Playa de San Román en Área Grande, O Vicedo

Provincia de A Coruña:

Playa de Arenal en A Pobra da Caramiñal

Islas Baleares:

Mallorca:

  1. Playa de Llenaire en Port de Pollença
  2. Playa de Na Patana en Santa Margalida
  3. Playa de Es Carnatge en Palma de Mallorca
  4. Cala Gamba en  Palma de Mallorca
  5. Cala Blanca en Andratx

Menorca:

  1. Playa de Binigaus, Es Migjorn Gran
  2. Cala Fustam, Es Migjorn Gran
  3. Cala Escorxada, Es Migjorn Gran
  4. Cala Pudent, Es Mercadal

Ibiza:

Playa de Ses Roquetes en Es Faralló, Santa Eulalia del Río

Islas Canarias:

Gran Canarias:

  1. Playa de Los tres peos en Los Cuervitos, Agüimes (Las Palmas de Gran Canaria)
  2. Playa de Bocabarranco en Jinámar, (Las Palmas de Gran Canaria)

La Palma:

Playa de Los Guirres en El Volcán en Playa Nueva, Tazacorte

Tenerife:

  1. Playa de El Puertito, Güímar
  2. Playa de El Confital en Playa del Horno, Granadilla de Abona
  3. Playa de El Cabezo en Granadilla de Abona
  4. Playa de Las Coloradas en El Afre, Yaiza

 

 

 

 

 

Cólico en Caballos : Despues

Ya vimos cómo identificar si nuestro caballo estaba sufriendo un cólico en caballos y los posibles tratamientos. Por ello, hoy hablaremos de cómo debemos alimentar al caballo después de los cólicos. Siempre que tengas un caballo, tienes el deber moral, legal y ético de contratar un seguro de responsabilidad civil para caballos.

Caballos

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En los casos de un cólico simple, el caballo no recibe ni forraje ni agua mientras este se produce. En el momento en que deducimos que el cólico está mejorando, a través de la defecación normal, se comienza a introducir de nuevo el forraje primero, y poco a poco se vuelve a una dieta normal. Cuanto más grave haya sido el cólico, más tiempo tardaremos en volver a la dieta normal del caballo. Hay casos, en los que no se puede volver a suministrar ni cereales ni pienso.

Cuando nos encontramos ante un cólico por impactación en el colon, es decir, una masa de cereales/forraje/paja que bloquea el paso del estiércol para una defecación normal, no debemos suministrarle ningún alimento al caballo hasta que el veterinario no lo vea y resuelva el problema. Cuando esta situación no necesite cirugía, debemos darle un poco de hierba fresca o algún otro forraje que tenga un alto porcentaje de agua. Si no tenemos disponible este forraje, podemos humedecer heno. Poco a poco cuando el tránsito va volviendo a una situación normal, podremos ir añadiendo pienso y cereales.

En el caso de que el cólico derive en una cirugía y según el tipo de cirugía que sea, puede perjudicar en la capacidad de absorción de algunos nutrientes. Después de una operación la recuperación es larga y complicada, lo primero es hidratar al caballo, ya sea por sonda u ofreciendo agua. Para evitar la producción de gases, no podemos darle cereales, ni salvado, ni pienso al caballo. Un caballo recién operado por cólico también tiene un alto riesgo de sufrir laminitis o diarrea. Por ello, debemos alimentarle con medio kilo de ensilado equino cada tres horas. También hay en el mercado productos especialmente formulados para la postcirugía. Estos productos tienen un alto nivel de fibra y anti-oxidantes que ayudan a la recuperación del caballo y se suministrarán según las indicaciones del veterinario. Contratar un seguro para caballos te garantiza la máxima cobertura ante muchas situaciones.

 

 

 

 

El Último Adiós a Nuestra Mascota

Darle un último adiós a nuestra mascota es un mal trago para todos ya que, por lo general, solemos considerar a las mascotas como un miembro más de nuestra familia, título que sin duda alguna merecen ante las continuas muestras de cariño y lealtad que nos muestran y los buenos ratos que nos hacen pasar. Ante estas situaciones, cada vez son más las empresas que se dedican a darle un final digno a las mascotas.

Perro

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Lo primero que debemos hacer es dar de baja el chip y el seguro de mascotas que tuviéramos contratado. Los ayuntamientos obligan a que el animal sea enterrado o incinerado en los lugares habilitados para ello. Esta cuestión es importante para el dueño por una parte y, por cuestiones legales y sanitarias, por otra. Bajo ningún concepto es una opción tirar el cuerpo a la basura, abandonarlo en el campo o enterrarlo en cualquier lugar. Estas acciones pueden desencadenar problemas sanitarios, ya que el cuerpo del animal fallecido es una fuente de contaminación.

Ante la obligación legal de enterrar o incinerar al animal en los sitios habilitados, tenemos varias opciones de diferentes precios y según nuestros deseos.

  • Incineración colectiva: algunos ayuntamientos cuentan con un servicio de recogida de animales. Este servicio consiste en recoger al animal del veterinario o del domicilio e incinerarlo junto con otras mascotas. Este servicio es más económico y no se entregan las cenizas del animal a los dueños.
  • Incineración individual: en este caso el animal se incinera de manera individual, los dueños pueden presenciar el proceso y finalmente llevarse con ellos las cenizas en una urna. También se entrega un documento que certifica que las cenizas pertenecen a tu mascota.
  • Cementerios de mascotas: se trata de lugares donde se entierra a nuestra mascota y podemos visitar su tumba. Esta actividad se ha incrementado en los últimos años, al igual que ha aumentado el nivel de respeto y cariño que se les tiene a los animales.

El precio de estos servicios depende de la comunidad autónoma o la provincia de origen, el tipo de mascota, el peso y tamaño de la misma y posibles servicios extras.

Lejos de ser algo excéntrico son acciones justas y dignas para tus mascotas. Si durante la vida le regalaste tu cariño, atención y coberturas de seguros médicos para perros o de responsabilidad civil, también merece el mejor final.

El Pastor Alemán

El pastor alemán, también conocido como Alsaciano u ovejero alemán, es una de perros originaria de Alemania y más o menos nueva, su origen data de 1899. En la clasificación de la FCI, esta raza se encuentra en el grupo de perros de pastoreo, ya que en su origen la labor principal del pastor alemán era reunir y vigilar a las ovejas. Debido a que nos encontramos ante un perro fuerte, inteligente y muy obediente, con una gran capacidad para ser entrenado, es una de las razas favoritas para perros guía, policía, salvamento, rastreador y guardián. ¡No te olvides de contratar seguros para perros!

Fuente: criadorhervorragend.com

Fuente: criadorhervorragend.com

 

 

 

 

 

 

 

 

En cuanto a sus características físicas se trata de un perro grande cuya altura de la cruz varía entre 60 y 65 centímetros en los machos y entre 55 y 60 centímetros en las hembras. El peso en los machos oscila entre los 30 y 40 kilos y en las hembras entre los 22 y los 32 kilos.

El manto adecuado del pastor alemán es el denominado pelo doble. Por un lado, el pelo más externo tiene que ser denso y duro; y, por otro, el pelo situado en la cabeza, interior de las orejas y las partes anteriores de las patas, es más corto. También en el cuello nos encontramos con que el pelo es ligeramente más largo y espeso, igual que en las extremidades posteriores.
Los colores admitidos son negro con marcas marrones, amarillas, gris claro o con tendencia a un tono rojizo.

Nos encontramos ante un perro de aspecto noble, fuerte y ágil, que necesita ejercicio diario. Su carácter leal e inteligente hace que sea un perro muy versátil y que puede desempeñar muchas funciones en distintas actividades como vimos antes. Pero, además de esto, también es un excelente perro de compañía, ya que son obedientes, fáciles de adiestrar y con una vocación natural a la vida en familia, siendo grandes compañeros de juegos para los niños.

En cuanto a la alimentación, se recomienda alimentarle con piensos de buena calidad y evitando los excesos, nos encontramos ante un perro con gran apetito que puede sufrir problemas gástricos que si no se tratan a tiempo y de manera adecuada derivan en una diarrea crónica. Como en todos los casos, se recomienda acudir al veterinario al menos una vez al año, tener contratado seguros veterinarios para tu perro es una acción responsable ante cualquier problema de salud. Debido a que en algunas partes su pelo es largo, necesita un cepillado diario para eliminar el pelo muerto y conservar un manto brillante y bonito.

Fuente: galleryhip.com

Fuente: galleryhip.com

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El pastor alemán tiene una esperanza de vida de unos 10-12 años. Es muy importante llevar al día el calendario de vacunación, ya que son propensos a sufrir moquillo, recuerda contratar seguros médicos para perros. También debemos saber que esta raza es una de las que más problemas genéticos tiene por culpa de su cría descontrolada e irresponsable. Como le ocurre a la mayoría de los perros grandes, suelen sufrir displasia de cadera y llega a ser necesario analizar las caderas desde que son cachorros.

Otros problemas de salud que pueden sufrir son:

  • Enfermedad de Von Willebrand, que es una anomalía en la coagulación de la sangre. Es una enfermedad hereditaria.
  • Deficiencias en el páncreas, este deja de producir enzimas y el animal no es capaz de procesar los alimentos ni absorber sus nutrientes.
  • Panosteitis, formación, crecimiento e inflamación excesiva de los huesos situados alrededor de las articulaciones, provocando cojera.
  • Síndrome de cauda equina, son problemas neurálgicos ocasionados por la presión de los nervios de la espina dorsal.
  • Pannus corneal canino, inflamación de la córnea que puede llegar a ocasionar ceguera.

 

 

Cólicos en Caballos

Etimológicamente cólico significa “dolor de colón”, pero hoy día denominamos cólico a cualquier dolor sufrido en la zona abdominal. Se trata de dolencias originadas en el aparato digestivo y caracterizadas por dolor, que se acompaña de desajustes funcionales e incluso en la situación de relieve de las vísceras de la cavidad abdominal. Debido a que el cólico es el causante principal de la muerte de los caballos, debemos conocer la enfermedad, los síntomas, tratamiento, etc.

Fuente: elmartes.net

Fuente: elmartes.net

 

Causas

El caballo es el animal que más sufre las consecuencias de los cólicos. Las causas están estrechamente relacionadas con temas del comportamiento y características físicas del animal. Una de las causas más importantes es la derivada de la propia morfología del caballo. Los equinos poseen un intestino que mide entre 30 y 35 metros, con unas acentuadas variaciones de tamaño. A esto se añade que tienen un estómago de reducidas dimensiones y caracterizado por una rápida digestión, lo que ocasiona que deba vaciar su contenido varias veces al día, mandando así al intestino alimentos con un pobre grado de digestión.

Otro de los principales motivos causantes es la nutrición, especialmente los cólicos están directamente relacionados con la calidad y la cantidad de alimento que el caballo ingiere diariamente: una dieta escasa o excesiva, o compuesta por alimentos muy ricos en energía o muy ricos en proteínas, o con una cantidad elevada de fibra poco digestible. Otras causas se relacionan con el exceso de ejercicio, el trabajo diario, las bebidas frías, etc.

Tipos de cólicos

  • Cólico por gases: puede deberse a cambios en la flora intestinal, cambios bruscos en el pienso, pienso con un aporte energético inapropiado o cambios de tiempo.
  • Cólico por acumulación de comida que llega a bloquear parte del intestino: se debe principalmente a parásitos, enterolitos, cambios en los niveles de lignina de la alimentación o deshidratación.
  • Torsión intestinal: puede deberse a la fisiología del caballo o a que haya hecho algún movimiento brusco que la provoque.
  • Cólico por intoxicación: lo causa el moho, los insectos, las bacterias, plantas venenosas o el propio veneno en los piensos, agua, pastos o la cama.
  • Retención de miconio (en potros): complicación en el nacimiento del potro.

Síntomas

Un caballo con cólico manifiesta síntomas evidentes pero debemos estar atentos porque cuanto antes diagnostiquemos la patología, más posibilidades y más fácil será curar al caballo.

Lo primero es observar el estado general y el comportamiento del caballo. Un caballo con cólicos estará inquieto, cambiará de postura frecuentemente, se echará en el suelo, etc. Después de esto, debemos comprobar el tamaño del abdomen, si hay comida en el comedero, la falta de orina, si el caballo tiene dificultades para orinar, si las heces tienen un aspecto diferente, si el caballo suda, tiene el pulso acelerado, no tiene sed y presenta signos de deshidratación, etc.

Tratamiento

En el caso de que observemos algunos o muchos de los síntomas nombrados, lo más conveniente es ponernos en contacto con el veterinario, siempre con tu seguro para caballos. Él es el único capaz de pronunciar un diagnóstico real y el tratamiento que más conviene llevar a cabo. Mientras el veterinario llega, lo que debemos hacer es quitarle la comida y el agua al caballo y evitar que se revuelque por el suelo, en caso de no poder evitarlo le prepararemos una gran cama.

Una vez que el veterinario lo haya visto, le pondrá un tratamiento según la causa de origen del cólico. Por lo general, se administran analgésicos para calmar el dolor y evitar autolesiones. En casos más severos, es necesaria una intervención quirúrgica para poner a salvo la vida del caballo.

Prevención

Como siempre decimos con todas las enfermedades, la mejor cura es la prevención de la enfermedad. Para prevenir los cólicos debemos evitar las bebidas frías, llevar a cabo tratamientos contra parásitos intestinales y corregir las posibles alteraciones bucales del caballo. También controlar la calidad y cantidad de comida y racionarla.

Los cólicos son una enfermedad bastante frecuente en los caballos, debemos ser responsables, atender y estar pendientes de nuestro caballo para evitarlos, siempre con un seguro para caballos.

El Virus de la Inmunodeficiencia Felina

El virus de la imnunodeficiencia felina (VIF o FIV) es un lentivirus que afecta a los gatos domésticos a nivel mundial, y es el agente causante del sida felino. Este virus es de la misma familia que el causante de la leucemia felina, aunque son diferentes. Fue descubierto en 1986 en una colonia de gatos que tenía un elevado número de casos de infecciones oportunistas y condiciones degenerativas.

Fuente: listas.20minutos.es

Fuente: listas.20minutos.es

 

¿Cómo se contagia?

El virus se encuentra presente en la saliva de los gatos contagiados y principalmente se transmite a través de mordiscos, la infección suele ocurrir en las peleas. Aunque pueden infectarse, el virus no afecta a los gatitos mientras están en el útero materno pero sí pueden infectarse mediante la lactancia. Para que se contagie en este caso, la madre enferma debe estar en la fase aguda de la infección durante la gestación o lactancia. El contagio también es posible a través del contacto social cercano, sin necesidad de que haya agresiones entre los miembros del grupo o de la colonia, mediante el acicalamiento o por el simple hecho de compartir el comedero y el cuenco del agua.

Síntomas de la enfermedad

Los síntomas de la inmunodeficiencia se relacionan con una gran variedad de enfermedades. Entre los síntomas principales se encuentran:

  • Fiebre.
  • Pérdida de apetito.
  • Pelaje empobrecido y sin brillo.
  • Infecciones e inflamación de encías (gingivitis).
  • Estomatitis.
  • Infecciones crónicas o recurrentes de la piel, del tracto urinario y del sistema respiratorio.
  • Diarrea continua.
  • Inflamación del tejido conjuntivo (no siempre aparece).
  • Pérdida de peso lenta pero progresiva que acaba en un grave enflaquecimiento a medida que avanza la enfermedad.
  • Incremento del riesgo de padecer ciertos tipos de cáncer, como linfomas (aunque ese riesgo siempre es mayor en el caso de gatos infectados de leucemia).
  • Aborto y problemas reproductivos en gatas fértiles infectadas.
  • En algunos casos menos frecuentes: convulsiones, deterioro mental y otros desórdenes neurológicos.

Diagnóstico de la enfermedad

Hay varias maneras para diagnosticar de manera correcta la inmunodeficiencia felina. Los tests de diagnóstico detectan los anticuerpos del virus. Este test se realiza en la clínica veterinaria, lo mejor es acudir a ella con tu seguro veterinario para gatos contratado. Es importante que sepamos que el test, al igual que la mayoría, no es exacto al 100%, y en ocasiones puede dar como resultado un falso positivo o falso negativo. Existen otros test, más fiables, en los que se analiza la muestra enviada por la clínica veterinaria en un laboratorio especializado. En los casos de falso negativo, si observamos que el gato puede estar infectado lo mejor es repetir el test pasadas unas semanas. Por otro lado, si el resultado fue positivo pero el gato no manifiesta ningún síntoma conviene repetir el test también, ya que puede deberse a que no esté infectado o a que no esté manifestando los síntomas comunes.

Etapas de la enfermedad

La infección con VIF está dividida en tres etapas:

  • Fase aguda: tiene una duración de 3 a 6 meses. Los síntomas más típicos de esta fase son episodios irregulares aturdimiento, disminución del apetito y fiebre. Muchas veces ocurre que esta fase de la enfermedad pasa desapercibida para los dueños.
  • Fase subclínica: su duración varía entre meses y años. Afecta debilitando el sistema inmunológico de los gatos.
  • Fase crónica: en esta fase el daño al sistema inmunológico los hace más susceptibles de contraer diversas enfermedades como infecciones en la boca, intestinales, enfermedades respiratorias, en los ojos, leucemia, etc.

Tratamiento

Actualmente, no existe un tratamiento que elimine la infección producida por el virus de la inmunodeficiencia felina, por lo que lo que se intenta principalmente es estabilizar al gato y proporcionarle una buena calidad de vida. Es esencial que si detectamos alguna infección secundaria en un gato infectado, la tratemos rápidamente, ya que al tener su organismo más débil el tratamiento de esta segunda infección será mucho más largo y podría ser necesario el uso de antibióticos.

Prevención

Hoy día no existe una vacuna para prevenir el contagio de inmunodeficiencia. La mejor prevención se encuentra en nuestras manos, mediante la esterilización, para reducir las posibilidades de que se escape durante el celo y pueda entrar en contacto con gatos infectados, y también para reducir su agresividad.

 

Para tener a tu gato como un verdadero rey ante cualquier circunstancia, y aunque no salga de casa, lo más responsable es tener contratado un seguro para gatos. En micompi te garantizamos las máximas coberturas al mejor precio.

Laminitis en Caballos

La laminitis es un desorden metabólico muy severo y se manifiesta con un hinchazón de la epidermis interna. La epidermis interna se sitúa detrás de la capa gruesa de la pared del casco y se encarga de mantener en su sitio la tercera falange. Suele deberse a un cambio en la dieta, cuando se introduce una alimentación mucho más rica o bien a un copioso pasto nuevo. Desde micompi te recordamos que es obligatorio tener contratado un seguro para caballos siempre que tengas alguno en propiedad.

Caballos pastando

 

Síntomas

Los síntomas de la laminitis  se presentan por lo general,  y en primer lugar, en las extremidades anteriores (manos).  Como respuesta al dolor que tiene, el caballo se colocará extendiendo las extremidades anteriores, dejando caer su peso sobre las posteriores. Un caballo que se encuentre en esta postura,  se mostrará reticente a moverse y, en caso de moverse, será con pasos cortos y moviendo rápidamente los pies.

Causas de la laminitis

  • Exceso de carbohidratos (almidones azúcares) y de pastos ricos en fructanos (azúcares) en la dieta.
  • Obesidad, presente en los caballos que se usan para competiciones morfológicas, caballos sobrealimentados o que tienen tendencia natural a engordar.
  • Alimentar en una sola toma al día. Los cambios bruscos en la alimentación, que pueden causar desajustes en la flora bacteriana del intestino grueso, motivando al final un problema de toxicidad. Estas toxinas llegarán por la circulación sanguínea a los cascos y originan la inflamación del mismo.
  • Estrés.
  • Cambios bruscos en el trabajo.
  • Cáncer o hiperplasia de la glándula pituitaria.
  • Drogas, en especial los corticoides.
  • Retenciones de placenta de la yegua  (más de 6 horas después del nacimiento del potro).
  • Materiales tóxicos o infecciones en otras partes del  cuerpo.
  • Riesgo de recaídas, en caballos que ya habían sufrido laminitis.

Tratamiento

  • En primer lugar, debemos alejar al caballo de la fuente de ataque.
  • Llamar sin falta al veterinario, la mayor tranquilidad la obtienes teniendo contratado un seguro para caballos.
  • El veterinario nos recetará unos analgésicos.
  • Debemos preparar una zona que actúe de cama llenando el suelo de abundante viruta, el caballo debe estar tumbado.
  • Reducir la cantidad de comida, los alimentos más óptimos para comer en esta situación son el forraje y alimentos altos en fibra y bajos en almidón.
  • Reposo absoluto, el caballo no puede trabajar mínimo en 30 días.

¿Cómo prevenir la laminitis?

Primero debemos asegurarnos de que el caballo se encuentra sano físicamente antes de llevarlo a pastar, un caballo no puede mantenerse sólo de hierba pero tampoco se puede sobrealimentar. Una forma de comprobar si el caballo tiene un peso adecuado es pasando la mano por la zona de las costillas, debemos notarlas, no tener acumulaciones de grasa (sobre todo en el cuello y en el nacimiento de las crines). Se puede restringir la ingestión de hierba,  a aquellos caballos propensos a aumentar su peso rápidamente, mediante la subdivisión de los prados en pequeñas zonas. Aún así es necesario cuidar el prado, recogiendo diariamente el estiércol para que el caballo no ingiera huevos de parásitos que podrían causarle enfermedades o incluso la muerte. Los animales con sobrepeso tienen mayor riesgo, debemos pesar al caballo regularmente con una cinta específica y diseñar su alimentación en función de su actividad diaria.

Otra causa de la laminitis es la anemia, debemos asegurarnos de que el caballo tiene la suficiente ingesta de minerales y vitaminas y que el caballo no ingiera menos alimento que el correspondiente al 1,5% de su peso.

Vitaminas en Caballos

Los caballos necesitan un aporte nutricional básico diario. Estos nutrientes son elementos básicos para el organismo, nos referimos a los minerales, vitaminas en caballos, carbohidratos, proteínas, aminoácidos, agua, etc. De todos estos nutrientes, vamos a detallar el aporte vitamínico imprescindible en los equinos.

Fuente: animalesia.com

Fuente: animalesia.com

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En el mercado podemos encontrar una gran cantidad y variedad de suplementos de vitaminas en caballos. Estos suplementos no deben usarse a la ligera y sin un conocimiento previo acerca de su composición y función. El uso inadeucado de las vitaminas puede conllevar riesgos en la salud del caballo tanto por su uso excesivo como por sus carencias; ante todo esto, lo que debemos tener claro es que las vitaminas son esenciales, ya que sin ellas los caballos no podrán crecer, reproducirse ni trabajar, pero en su justa medida y según las necesidades del caballo. Estas necesidades variarán según la edad, el peso, el sexo o la finalidad del caballo. Para que nos recomienden adecuadamente, lo mejor es consultar a un veterinario llevando contigo tu seguro para caballos.

¿Qué son las vitaminas?

Las vitaminas son compuestos orgánicos esenciales para promover y regular varios procesos biológicos. Podemos diferenciar entre:

  • Vitaminas hidrosolubles, es decir, pueden ser diluidas en agua. Dentro de esta clasificación se encuentran la vitamina C y B.
  • Vitaminas liposolubles, es decir, solubles en grasas. Aquí se encuentran las vitaminas de los grupos A, D, E y K.

De manera general, las vitaminas hidrosolubles son eliminadas en la orina y en su mayoría son poco tóxicas, ya que no son retenidas en el cuerpo. Por otra parte, las vitaminas liposolubles  pueden ser retenidas en la grasa corporal y no son tan fáciles de eliminar.

¿Cuáles son las vitaminas más importantes en la nutrición de un caballo?

  •  Vitamina A. La Vitamina A se caracteriza por ser fundamental para la visión, la diferenciación celular, la reproducción, y nacimiento y crecimiento del potro. También interviene a modo de respuesta contra las infecciones. Esta vitamina no se encuentra presente como tal en los alimentos, sino que se encuentra como pro-vitamina A en forrajes verdes y en el maíz, y una vez ingeridos se transforman en vitamina A. Esta vitamina se forma en el intestino delgado y, posteriormente, se almacena en el hígado desde donde se va liberando. Un aporte deficiente de esta vitamina causa ceguera nocturna y afectará a la respuesta inmune del caballo y a su reproducción. Tampoco su exceso es bueno, ya que causa fragilidad en los huesos, problemas reproductivos y musculares.
  • Vitamina D. Esta vitamina se forma en la piel gracias a las radiaciones del sol, también llamada vitamina antirraquítica. Interviene en la regulación de los niveles de calcio y fósforo. La deficiencia de esta vitamina se aprecia en deformaciones de los huesos por falta de concentración de calcio y fósforo, un exceso de la vitamina causa calcificaciones de tejidos blandos. Lo más normal, y por las condiciones en las que debemos tener al caballo, es que no necesite suplementos de esta vitamina. Los suplementos deben suministrarse si al caballo no le da la luz del sol y consume heno de mala calidad.
  • Vitamina E. Esta vitamina es conocida como “vitamina antioxidante” debido a su función de protectora de los lípidos de las membranas celulares. Protectora muscular e interventora en el metabolismo energético y en la respuesta inmune. Fundamentalmente se encuentra presente en los pastos frescos (forrajes verdes), y tiene muy poca presencia en los cereales. Esto se debe a que cuanto más madura sea la planta, menos presencia tiene la vitamina E. Es preferible un aporte natural de esta vitamina, es decir, a través de los alimentos. Es raro que se produzca una carencia de esta vitamina, pero su falta conlleva cansancio muscular, la enfermedad del músculo blanco en potros o enfermedad degenerativa de la espina dorsal.
  • Vitamina K. La vitamina K es esencial para la coagulación de la sangre, de ahí que sea conocida como vitamina antihemorrágica. Su carencia puede acarrear hemorragias, estas carencias son raras, excepto en casos en los que el caballo coma forrajes enmohecidos. Su exceso puede producir daños severos e irreversibles en los riñones. No se recomienda suplementar esta vitamina, porque además de ser algo inútil es peligroso.
  • Vitamina C. Esta vitamina tiene una función antioxidante que protege las grasas, proteínas y membranas de los radicales libres. Por lo general el caballo no necesita suplementos de vitamina C en la dieta, ya que pueden fabricarla a partir de la glucosa. En condiciones de estrés, avanzada edad, crecimiento rápido o alto rendimiento físico, sí que necesitaría un aporte extra. Al ser una vitamina hidrosoluble, sus excesos se eliminan por la orina sin acarrear ningún problema.
  • Vitaminas Grupo B. Las vitaminas de este grupo son necesarias para el metabolismo de las grasas, los hidratos de carbono, las proteínas y los ácidos nucleicos. Una buena fuente de aporte de esta vitamina son el afrecho, el germen de trigo y arroz, y los forrajes de buena calidad y, a no ser que este forraje sea de muy mala calidad no suele producirse déficit de las vitaminas de este grupo. Esta deficiencia causa tristeza, falta de apetito y anemia.

Recuerda que es obligatoria la contratación de un seguro de responsabilidad civil para equinos y en micompi somos expertos en seguros para caballos.

Perros de Caza, Lebreles y Terriers

Dentro de los perros de caza encontramos todas las razas que, de un modo u otro, ayudan al hombre en esta actividad. Provenientes del lobo, dominan todas las técnicas de este arte, aunque con el tiempo cada perro desarrolla una habilidad especial para determinadas técnicas, lo que ha hecho posible el reparto del trabajo para la supervivencia de la manada.

Los perros han sido utilizados por el hombre para la caza desde hace más de 10.000 años, y con el tiempo se ha recurrido a la cría selectiva para crear razas expertas en esta actividad. De hecho, las razas de perros de caza han ido avanzando al tiempo que avanzaban las técnicas, armas y métodos de caza. Hoy día, los perros siguen siendo un aspecto importante de la caza, aunque se ha cambiado la percepción que tenemos de ellos; ya no sólo son cazadores, son compañeros de vida. ¡Contrata seguros médicos para perros y regalales uno a tu mejor amigo!

La forma tradicional de caza se basa en, con ayuda de los perros, acosar y perseguir a los animales salvajes. Dependiendo del tipo de caza y del terreno, las necesidades de perros de caza eran diferentes: perros más lentos o más rápidos, grandes o pequeños, etc.

 

Fuente: lasclasesdeperroslindos.blogspot.com

Fuente: lasclasesdeperroslindos.blogspot.com

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Los perros tipo sabueso son perfectos tanto para la caza en montería como la caza individual junto al amo. La Francia feudal fue la época de mayor auge para la caza en grandes jaurías (la de montería), en la que las presas eran, principalmente, el jabalí y el ciervo. Con la llegada de la Revolución Francesa se perdieron muchas razas de perros tipo sabueso al matar a los perros de los señores feudales. Actualmente, sin embargo, la caza de montería vuelve a ser muy popular en este país.

Existen otros perros tipo sabueso además de perros de jauría. La caza es, habitualmente, realizada mediante el acoso, de modo que el perro sigue el rastro de las liebres mientras ladra, hasta que la presa vuelve al punto de partida, donde le espera el cazador. Este método se debe a que la liebre, presa habitual de la caza, es más rápida que el perro, por lo que este no puede alcanzarla al perseguirla.

Los perros tipo sabueso se definen principalmente por su gran olfato y tenacidad. En Europa, estos perros están adaptados al terreno, al clima y a los animales de caza habituales de su país de origen.

A pesar del carácter noble y sociable de estos perros, no es recomendable tener un perro tipo sabueso como animal doméstico o de compañía. No hay que olvidar que su naturaleza cazadora hace que tengan una gran necesidad de actividad y movimiento, y su gran desarrollo del olfato puede despertar el instinto de caza en cualquier momento. Si esto ocurre, el perro tipo sabueso olvida la obediencia y comienza a ladrar e intentar cazar el animal que ha olfateado. La única raza que ha demostrado poder ser un perro doméstico dentro de los perros tipo sabueso es el Beagle. Además, el Teckel es un sabueso pequeño que, con el tiempo, ha abandonado esa función cazadora y se ha colocado como uno de los perros domésticos y familiares preferidos. Dentro de los perros tipo sabueso destacan los mediterráneos, perros muy esbeltos y con las orejas tiesas que sobrevivieron en islas mediterráneas y Canarias, y con gran capacidad para la caza del conejo gracias al olfato y la vista.

Con las nuevas necesidades, la cría de los perros tipo sabueso de Hannover y las regiones alpinas fue evolucionando hasta dar lugar a los perros de rastro, una nueva raza de perros tipo sabueso.

Otra de las ocupaciones más habituales del hombre en la Edad Media era la caza con aves de presa, para la que se utilizaban perros levantadores de caza (grupo 8 de la FCI). Éstos se encargaban de localizar a los pájaros para que los halcones o azores los batieran y, posteriormente, los perseguían hasta que los pájaros caían en las redes de los cazadores. Estos perros eran, básicamente, perros de tipo spaniel de los que se criaron, posteriormente, perros de muestra de pelo largo y en Gran Bretaña, además, se desarrollaron también muchas a de tipo spaniel para la caza. Estos canes se encargaban de buscar a las presas en lugares fuera del control de los cazadores, como las zonas con poca visibilidad, y acosarlas hasta conducirlas hasta los amos. Algunos de estos perros, como el Cocker spaniel, son hoy perros domésticos muy populares, aunque siguen teniendo vestigios de su naturaleza cazadora. Tanto si tienes un perro para cazar como si lo tienes como mascota, es vital la contratación de seguros para perros, así ambos estaréis más tranquilos ante posibles imprevistos.

Con la urbanización de las zonas naturales y el desarrollo de nuevas armas de caza, más rápidas y precisas, las condiciones de la caza cambiaron y, con ellas, las necesidades de los perros de caza. Se desarrollaron así los perros de muestra (grupo 7de la FCI), como el setter o el pointer, que se encargan de localizar las presas olfateándolas, para lo que tienen este sentido del olfato muy desarrollado. Una vez que las encuentra, se acerca hasta que los pájaros se agachen para adoptar la posición de defensa y, después, el perro queda inmóvil en una posición muy característica. Entonces, el cazador se aproxima a las presas y, cuando está a una distancia óptima para disparar, hace una señal al can para que se levante. Al hacerlo, las perdices y faisanes comienzan a volar y la liebre huye, mientras el perro se sienta o tumba en el suelo y permanece quieto hasta que el cazador dispare. En Inglaterra, este tipo de caza se ha convertido ya en un deporte, en el que se aprecia mucho la velocidad del perro: cuanto más rápido sea, más probabilidades de disparar tendrá el cazador.

Además de los perros de muestra, en este modo de caza interviene otro tipo de perros: los retriever (grupo 8 de la FCI), que se encargan de localizar y traer las piezas una vez cazadas. A diferencia de los anteriores, estos perros no están criados para la persecución y el acoso de las presas, sino que desarrollan el sentido del olfato y la fidelidad al amo, al que le entregan las presas abatidas. Por eso, los retriever son perros de caza más adecuados para  ser perros de compañía o domésticos. ¿No crees que una buena manera de devolverle la fidelidad que te tiene tu perro es contratando seguros veterinarios para él? Tu perro te lo agradecerá muchísimo.

Así, aunque hay algunas razas de perros de caza que pueden ser utilizados como perros domésticos si reciben una buena educación, lo cierto es que no debemos dejarnos llevar sólo por su belleza y su carácter aparente. Antes de adquirir un perro de caza como perro de familia, debemos plantearnos bien si somos el dueño adecuado para este tipo de canes, si podemos ofrecerle todo lo que necesite. Debido a su naturaleza, estos perros necesitan una vida muy activa y en continuo movimiento, y en las asociaciones donde los adquirimos han sido criados para la caza, por lo que sus instintos pueden desarrollarse en cualquier momento. Si, aun así, quieres adquirir un perro de caza, recuerda que debes hacerlo únicamente en una asociación de cría.

Los terriers son unos de los perros de caza que, actualmente, se valoran más positivamente como perros de compañía. A pesar de su conocida agresividad durante la caza de ratas, nutrias, tejones o zorros, su instinto cazador es fácil de controlar y son perfectos guardianes de nuestra granja. Los terriers se caracterizan por su gran inteligencia y una excelente capacidad de aprendizaje, a lo que se une un carácter temperamental, robusto e independiente. Descendientes de los perros de caza de la Edad Media, al igual que los perros tipo dogo, los Bull terrier no son ya utilizados para la caza, a excepción del Fila brasileiro y del Dogo Argentino. Los spitz son otros de los perros con carácter cazador (grupo 4.5de la FCI).

Si hay un tipo de perros de caza que destaque por su nobleza, éstos son los lebreles. Siendo los más antiguos de los canes cazadores, existen lebreles especializados según el terreno y la longitud del trayecto, pero todos basan su método de caza en perseguir y acosar a la presa hasta agotarlas o hasta que mueren. Los lebreles son perros sensibles y cariñosos, con grandes necesidades de actividad y movimiento. Sin embargo, la belleza de estos perros provoca que muchas personas los adquieran como perros domésticos o de compañía sin tener en cuenta dichas necesidades y sin pensar si podrá darle al perro todo lo que éste precisa para ser feliz: largos paseos libres, sin necesidad de correas ni ataduras, en los que puedan correr de forma similar a las carreras que darían durante sus jornadas de caza. Por eso, es importante que, si de verdad amamos los lebreles, nos planteemos si podemos ofrecerles la vida que necesitan.

Dentro de esta categoría de perros nos encontramos con un gran número de razas:

  • Perros de tipo sabueso: Chien de Saint-Hubert, Poitevin, Billy, Français tricolore, Français blanc et noir, Français blanc et orange, Grand anglo-français tricolore, Grand anglo-français blanc et noir, Grand anglo-français blanc et orange, Grand bleu de Gascogne, Grand gascon saintongeois, Grand griffon vendéen, Foxhound, Perro de nutria, American foxhound, Black and tan coonhound, Sabueso eslovaco, Sabueso español, Anglo-français de petite venerie, Ariégeois, Beagle harrier,Chien d’Artois, Porcelaine, Petit bleu de Gascogne, Petit gascon saintongeois, Briquet griffon vendéen, Griffon bleu de Gascogne, Griffon fauve de Bretagne, Griffon nivernais, Harrier, Sabueso helénico, Sabueso italiano, Sabueso de los Balcanes, Sabueso de Bosnia, Sabueso de Istria, Sabueso tricolor yugoslavo, Sabueso de Posavatz, Sabueso de Transilvania, Dunker, Haldenstövare, Hygenhund, Brandlbracke, Steirische rauhhaarige Hochgebirgsbracke Peintinger, Oesterreichische Glathaarbracke, Tiroler, Ogar polski, Sabuesos suizos (Berner laufhund, Jura laufhund tipo bruno, Jura laufhund tipo St. Hubert, Luzerner laufhund, Schwyzer laufhund), Suomenajokoira, Hamilton stövare, Schiller stövare, Smalandsstövare, Deutsche bracke, Basset de Westfalia, Basset de los Alpes, Basset artésien normand, Basset bleu de Gascogne, Basset fauve de Bretagne, Grand basset griffon vendéen, Petit basset griffon vendéen, Basset hound, Beagle, Sabuesos de pata corta suizos (Berner niederlaufhund, Jura niederlaufhund, Luzerner niederlaufhund, Schwyzer niederlaufhund), Drever.
  • Perros de rastro: Sabueso de sangre de Baviera, Sabueso de sangre de Hannover.
  • Perros cobradores de caza, levantadores de caza y de agua: Nova Scotia duck tolling retriever, Curly-coated retriever, Flat-coated retriever, Labrador retriever, Golden retriever, Chesapeake Bay retriever, Deutscher wachtelhund, Clumber spaniel, English cocker spaniel, Field spaniel, Sussex spaniel, English springer spaniel, Welsh springer spaniel, American cocker spaniel, Rhodesian ridgeback, Pequeño perro holandés de caza acuática, Barbet, Perro de agua irlandés, Perro de agua frisón, Perro de agua portugués, Perro de agua americano, Perro de agua español.
  • Perros de muestra: Gammel dansk honsehund, Deutscher kurzhaariger vorstehhund, Drahthaariger deutscher vorsterhhund, Pudelpointer, Stichelhaariger deutscher vorsterhhund, Weimaraner, Perdiguero de Burgos, Braque d’Auvergne, Braque du Bourbonnais, Braque français (type Gascogne, type Pyrénées), Braque Saint-Germain. Braco italiano, Spinone italiano, Braco húngaro de pelo corto, Braco húngaro de pelo duro, Perdiguero portugués, Kleiner münsterländer vorstehhund, Grosser münsterländer vorstehhund, Langhaariger deutscher vorstehhund, Epagneul bleu picard, Epagneul breton, Epagneul français, Epagneul picard, Epagneul du Pont Audemer, Drentsche patrijshond, Stabyhoun, Cesky fousek, Slovensky hruborsty ohar, Griffon d’arrêt à poil dur.
  • Perros terriers: Deutscher Jagdterrier, Airedale terrier, Bedlington terrier, Border terrier, Fox terrier de pelo liso, Fox terrier de pelo duro, Lakeland terrier, Manchester terrier, Welsh terrier, Irish terrier, Kerry blue terrier, Soft-coated-wheaten-terrier, Terrier japonés, Terrier negro ruso, Glen of Imaal terrier, Australian terrier, Cesky terrier, Cairn terrier, Dandie Dinmont terrier, Norfolk terrier, Norwich terrier, Scottish terrier, Sealyham terrier, Skye terrier, West Highland white terrier, English bull terrier, English bull terrier miniature, Staffordshire bull terrier, American Staffordshire terrier, Silky terrier, Toy terrier negro y fuego, Yorkshire terrier.
  • Perros teckels.
  • Perros spitz: Spitz lobo, Gran spitz, Spitz mediano, Spitz pequeño, Spitz enano, Volpino italiano, Chow chow, Eurasier, Akita, Hokkaido, Kai, Kishu, Nihon supittsu, Shiba, Shikoku, Podenco canario, Podenco ibicenco, Cirneco dell’Etna, Podenco portugués.
  • Perros lebreles: Afghan hound, Saluki, Barzaia, Chart polski, Deerhound, Irish wolfhound, Galgo español, Greyhound, Whippet, Piccolo levriero italiano, Magyar agar, Azawakh, Lebrel árabe.

 

Lesiones en Caballos

Fuente: fondos-escritorio.org

Fuente: fondos-escritorio.org

Las lesiones en caballos pueden ocurrir tanto si competimos profesionalmente con él como si no, pero son más frecuentes si el caballo está presente en el mundo del deporte y las competiciones. Los caballos dedicados al deporte son verdaderos atletas profesionales. Sus cuidados y atenciones deben ser prioritarios para el jinete, ya que del estado físico del animal dependerá su rendimiento, dentro de estos cuidados básicos está la contratación de seguros para caballos.

El signo más aparente por el que podemos deducir que el caballo está lesionado es la cojera, pero esta puede deberse a muchas causas: sobreesfuerzo, torcedura de tendones o articulaciones, llagas en los cascos, etc. En cualquiera de los casos, debemos llamar a un veterinario que inspeccione al caballo, recuerda que con seguros veterinarios todo es tranquilidad y facilidades.

A continuación, os dejamos una lista de las zonas más propensas y las lesiones que se producen en ellas:

  • Anquilosis articular: Es una degeneración articular, y en las fases más avanzadas puede producir la pérdida total del espacio articular y neoformación del tejido óseo, presentando así la articulación afectada, suele ser la rodilla, un alto grado de rigidez.
  • Osteoartritis: Se trata de la inflamación de una articulación, sucede al principio de una lesión articular y puede llegar a producir una degradación progresiva con la consiguiente pérdida de la calidad del cartílago de la articulación afectada. Suele producirse en el tarso y el carpo.
  • Osteoartrosis: Inflamación crónica articular con deformación ósea, se observa en lesiones antiguas que no han sido tratadas o curadas correctamente.
  • Osteofitos: Son depósitos que se genera y crecen dentro de la articulación. Se cree que son debidos al exceso de trabajo o al estrés articular. Pueden crecer hasta el tamaño de un garbanzo, destruyendo el cartílago, incluso llegan provocar restricción del movimiento, con cojeras muy severas.
  • Osteocondrosis: Lesión que afecta generalmente a grandes articulaciones (principalmente a la rodilla). Hablamos de la osteocondrosis en este post, básicamente es la pérdida de cartílago articular. Se observa como una úlcera de la superficie del cartílago.
  • Miositis: Inflamación de los músculos. Se produce por sobreesfuerzo del caballo, llevada al extremo puede llegar a provocar roturas de fibras musculares.
  • Tendinitis: Inflamación de un tendón. Los tendones que más sufren estas inflamaciones son los flexores. En casos graves podemos observar mediante ecografia roturas de fibras tendinosas.
  • Desmitis: Es la inflamación de un ligamento, los más afectados y con riesgo de padecerla son los suspensores del menudillos.

También podemos observar cojeras debidas a fisuras o fracturas de la falange distal. Son cojeras clásicas de apoyo, donde el animal apoya en pinza y se resiste a plantar la mano en el suelo.

Los cascos son uno de los mayores afectados por las lesiones.

Una de las lesiones más habituales en los cascos son las infosuras. Esta lesión es fácil de diagnosticar y rápida en cuanto al tiempo, ya que se puede detectar en las primeras 72 horas. Cuando un caballo sufre infosuras en los cascos, podemos observar que el caballo está desnivelado al apoyar las manos o se balancee apoyando su peso en las extremidades posteriores. Esta lesión puede aparecer por excesos de trabajo, ejercicios no controlados o a causa de un cólico. En los casos crónicos, podemos ver marcas en el crecimiento del casco. La gravedad de esta anomalía está en el grado de rotación de la falange distal o tejuelo, a mayor rotación más grave es y peor recuperación tendrá. Para evitarlas, lo mejor es darle duchas de agua fresca en los cascos y la parte de los bulbos, lo que ayudará a la descongestión de la zona.

Enfermedad podotroclear.

La enfermedad podotroclear es lo que comúnmente se conoce como enfermedad del navicular. Su nombre se debe a que además de al hueso navicular, implica otras formaciones anatómicas como, por ejemplo, el tendón, ligamentos del sesamoideo, cápsulas sinoviales, etc. Este síndrome se observa principalmente en caballos de competición de saltos, aunque también puede aparecer en otro tipo de especialidad deportiva como la doma clásica, o las carreras. Se aconseja hacer controles anuales radiológicos del hueso navicular, porque muchas veces hasta que la enfermedad no se encuentra en una fase avanzada, el caballo no muestra cojera. Por lo que esta recomendación es aconsejable para prevenirla y tratarla rápidamente y en las fases iniciales.

Recuerda que contratar un seguro de responsabilidad civil de caballos es algo imprescindible si tienes un caballo en propiedad.