Razas de perros consideradas como potencialmente peligrosas

Las razas de perros consideradas por las autoridades como potencialmente peligrosos tienen unas características físicas determinadas: gran tamaño, fortaleza y tenacidad.

Un mal adiestramiento por parte de su dueño puede provocar ataques a personas y graves lesiones, por eso, la legislación española indica que para tener un perro de cualquiera de las “razas peligrosas” es necesario:

http://depatitasalacalle.com/

http://depatitasalacalle.com/

  • Ser mayor de edad
  • Tener una licencia administrativa (renovable cada 5 años)
  • No tener antecedentes penales 
  • Disponer de capacidades físicas y psicológicas adecuadas
  • Tener un seguro de Responsabilidad Civil por daños a terceros.

Es muy importante saber que si el animal se pierde, el titular debe notificarlo al responsable del registro municipal de perros potencialmente peligrosos en las 48 horas posteriores al hecho.

Las razas consideradas peligrosas son:

Staffordshire Bull Terrier (11 a 17 kilos):

Es el resultado del cruce de Bulldog con Terrier. El Staffordshire Bull Terrier tiene la potencia del Bulldog y la audacia, tenacidad y rapidez de los Terrier. Es muy inteligente, atrevido y leal. Se siente muy apegado a sus dueños y es extremadamente afectuoso con los niños. Tiene mucha vitalidad, es divertido y extrovertido. No se suele llevar bien con otros perros, un simple juego puede derivar en una pelea. El Staffordshire Bull Terrier necesita que le dediquen tiempo, le encanta estar ocupado. Hay que educarlo desde cachorro para que crezca equilibrado.

American Staffordshire-Terrier (20 kilos):
Puede ser un animal muy tranquilo aunque tiene fama de violento. El problema que llega si los humanos estimulan su agresividad. El American Staffordshire-Terrier es valiente, fuerte, resistente, musculoso, testarudo y tenaz. Debido a estas cualidades ha sido usado como perro de pelea, pero si no se le educa con ese fin, es amigable con los humanos. Siempre está atento a lo que pasa a su alrededor y es un perro protector con su familia y casa.

Rottweiler (45 a 60 kilos):
Es un animal muy dominante. No tolera a otros perros y tiene un sentido innato para la pelea. La hembra es mucho más tolerante, se integra mejor a la vida de familia y tiene un sentido protector muy desarrollado. A pesar de ello, el Rottweiler es tranquilo, amable, y poco ladrador. Desde la II Guerra Mundial se ha empleado como perro Policía y es la raza más utilizada en técnicas de defensa. Debido a sus características, necesita un dueño que lo domine. Requiere centrarse en el adiestramiento y en la sociabilización para que no desarrolle una conducta agresiva o nerviosa.

Pit Bull Terrier (14 a 28 kilos):
Es un animal ágil, atlético, fuerte y con una musculatura muy bien definida. Tiene un cuerpo más largo que alto y una cabeza ancha. Sus orejas son de tamaño mediano y las lleva caídas. La cola es de implantación baja, ancha en la base y se va afilando progresivamente. Su pelo es brillante, liso, corto, tieso y puede ser de todos los colores. Pitbull Terrier es muy enérgico y por ello, es necesario sacarlo a dar largos paseos cada día y proporcionarle sesiones de juego regulares.

Dogo argentino (40 a 45 kilos):
El Dogo Argentino es un perro sensible, equilibrado, fiel, valeroso, inteligente y discreto. Es un vigilante nato poco ladrador y un buen compañero de juegos para niños mayores de doce años. Es un animal bastante grande, muy musculoso y completamente blanco. Tiene una cola larga y gruesa y unas orejas de mediana longitud, anchas, gruesas y colgantes. Es importante empezar el adiestramiento del Dogo Argentino tan pronto haya cumplido las 12 semanas, para canalizar correctamente su entusiasmo y su energía. Es recomendable educarlo sin violencia. Hay que acostumbrarlo enseguida al contacto humano y no aislarlo. No es adecuado para vivir en una vivienda pequeña.

Fila brasileño (50 kilos):
Posee un gran olfato y una imponente figura, características que le hicieron el más temible perseguidor de esclavos fugitivos. Durante el periodo colonial de Brasil, eran utilizados en las grandes plantaciones de azúcar para vigilar a los trabajadores y evitar que se fugaran. Este perro es ágil, dócil, vivaz y valiente. Bueno y paciente con los niños, es fiel, afectuoso y obediente con los dueños, pero desconfiado con los extraños. Necesita un dueño autoritario que no se deje impresionar.

Tosa Inu (45 a 90 kilos):
Originario de Japón, tiene un aspecto imponente y es una de las razas favoritas por los amantes de los perros de gran tamaño. La raza surge a mediados del siglo XIX, cuando se cruzan diversas razas europeas de gran tamaño (gran danés, mastín, san bernardo, bulldog) con el autóctono Shikoku Inu. Este animal sólo está recomendado para personas con experiencia en el cuidado de perros. Sin embargo, es un excelente guardián del hogar y demuestra paciencia hacia su amo.

Akita Inu (35 kilos):
Es considerado en Japón como parte del patrimonio natural nacional como las geishas y el sumo y es símbolo de buena suerte. El Akita Inu es dócil e independiente, aunque nada sumiso. Muy leal con su dueño, es desconfiado con los extraños, actitud que le hace ser un buen guardián. Es un perro paciente que permanece impasible en situaciones irritantes.
El cuerpo del Akita Inu tiene una estructura sólida y compacta. Las orejas son pequeñas, tiesas y redondeadas en las puntas y tiene una cola gruesa y enroscada hacia delante. Sus extremidades son fuertes, potentes y de huesos pesados. La capa externa del pelaje es de pelo liso y de textura dura y en la interna tiene abundante pelo fino.

Bull terrier (30 kilos):
Es un animal familiar y un divertido compañero de juegos para los más pequeños. En sus orígenes fue utilizado en África como perro policía y como perro de caza mayor. Es una raza disciplinada aunque a veces puede ser testaruda y desobediente. Tiene un fuerte instinto territorial y hace bien el papel de perro guardián. Es conveniente educarlo desde cachorro y ser firme ante cualquier muestra de agresividad para conseguir un buen comportamiento futuro. El Bull Terrier no demanda un ejercicio excesivo pero sacarlo a caminar a diario ayuda a mantenerlo contento.

Mastín inglés (60 a 100 kilos):
El mastín es un perro tranquilo, afectuoso y pacífico. Le encanta estar con gente y que lo mimen. Es muy paciente con los niños y consciente de que él es el fuerte y los críos los débiles. Aunque no sea una de las razas más activas, necesita moverse, a ser posible durante horas.

Deja un comentario