Archivo de la categoría: Deportes y cuidados de mascotas

Lesiones en Caballos

Fuente: fondos-escritorio.org

Fuente: fondos-escritorio.org

Las lesiones en caballos pueden ocurrir tanto si competimos profesionalmente con él como si no, pero son más frecuentes si el caballo está presente en el mundo del deporte y las competiciones. Los caballos dedicados al deporte son verdaderos atletas profesionales. Sus cuidados y atenciones deben ser prioritarios para el jinete, ya que del estado físico del animal dependerá su rendimiento, dentro de estos cuidados básicos está la contratación de seguros para caballos.

El signo más aparente por el que podemos deducir que el caballo está lesionado es la cojera, pero esta puede deberse a muchas causas: sobreesfuerzo, torcedura de tendones o articulaciones, llagas en los cascos, etc. En cualquiera de los casos, debemos llamar a un veterinario que inspeccione al caballo, recuerda que con seguros veterinarios todo es tranquilidad y facilidades.

A continuación, os dejamos una lista de las zonas más propensas y las lesiones que se producen en ellas:

  • Anquilosis articular: Es una degeneración articular, y en las fases más avanzadas puede producir la pérdida total del espacio articular y neoformación del tejido óseo, presentando así la articulación afectada, suele ser la rodilla, un alto grado de rigidez.
  • Osteoartritis: Se trata de la inflamación de una articulación, sucede al principio de una lesión articular y puede llegar a producir una degradación progresiva con la consiguiente pérdida de la calidad del cartílago de la articulación afectada. Suele producirse en el tarso y el carpo.
  • Osteoartrosis: Inflamación crónica articular con deformación ósea, se observa en lesiones antiguas que no han sido tratadas o curadas correctamente.
  • Osteofitos: Son depósitos que se genera y crecen dentro de la articulación. Se cree que son debidos al exceso de trabajo o al estrés articular. Pueden crecer hasta el tamaño de un garbanzo, destruyendo el cartílago, incluso llegan provocar restricción del movimiento, con cojeras muy severas.
  • Osteocondrosis: Lesión que afecta generalmente a grandes articulaciones (principalmente a la rodilla). Hablamos de la osteocondrosis en este post, básicamente es la pérdida de cartílago articular. Se observa como una úlcera de la superficie del cartílago.
  • Miositis: Inflamación de los músculos. Se produce por sobreesfuerzo del caballo, llevada al extremo puede llegar a provocar roturas de fibras musculares.
  • Tendinitis: Inflamación de un tendón. Los tendones que más sufren estas inflamaciones son los flexores. En casos graves podemos observar mediante ecografia roturas de fibras tendinosas.
  • Desmitis: Es la inflamación de un ligamento, los más afectados y con riesgo de padecerla son los suspensores del menudillos.

También podemos observar cojeras debidas a fisuras o fracturas de la falange distal. Son cojeras clásicas de apoyo, donde el animal apoya en pinza y se resiste a plantar la mano en el suelo.

Los cascos son uno de los mayores afectados por las lesiones.

Una de las lesiones más habituales en los cascos son las infosuras. Esta lesión es fácil de diagnosticar y rápida en cuanto al tiempo, ya que se puede detectar en las primeras 72 horas. Cuando un caballo sufre infosuras en los cascos, podemos observar que el caballo está desnivelado al apoyar las manos o se balancee apoyando su peso en las extremidades posteriores. Esta lesión puede aparecer por excesos de trabajo, ejercicios no controlados o a causa de un cólico. En los casos crónicos, podemos ver marcas en el crecimiento del casco. La gravedad de esta anomalía está en el grado de rotación de la falange distal o tejuelo, a mayor rotación más grave es y peor recuperación tendrá. Para evitarlas, lo mejor es darle duchas de agua fresca en los cascos y la parte de los bulbos, lo que ayudará a la descongestión de la zona.

Enfermedad podotroclear.

La enfermedad podotroclear es lo que comúnmente se conoce como enfermedad del navicular. Su nombre se debe a que además de al hueso navicular, implica otras formaciones anatómicas como, por ejemplo, el tendón, ligamentos del sesamoideo, cápsulas sinoviales, etc. Este síndrome se observa principalmente en caballos de competición de saltos, aunque también puede aparecer en otro tipo de especialidad deportiva como la doma clásica, o las carreras. Se aconseja hacer controles anuales radiológicos del hueso navicular, porque muchas veces hasta que la enfermedad no se encuentra en una fase avanzada, el caballo no muestra cojera. Por lo que esta recomendación es aconsejable para prevenirla y tratarla rápidamente y en las fases iniciales.

Recuerda que contratar un seguro de responsabilidad civil de caballos es algo imprescindible si tienes un caballo en propiedad.

La Alimentación del Caballo

Fuente: yeguasycaballos.com

Fuente: yeguasycaballos.com

La alimentación del caballo es un aspecto muy importante para mantener el aspecto grandioso y elegante de estos animales. Dentro de una dieta herbívora, la cantidad de alimento que debe ingerir va a depender de la edad, la salud y las exigencias físicas. Es importante que mantenga una dieta equilibrada, ya que el sobrepeso puede afectar a su salud, agilidad y valor. Desde micompi experto en seguros para caballos, hemos elaborado una lista de los alimentos que puede contener la alimentación de los caballos.

El pasto es el forraje más natural y de calidad que el caballo puede consumir. Que el pasto sea verde no significa que sea de calidad o que al caballo le vaya a gustar, son animales muy selectivos a la hora de comer. La supervisión del pasto es vital para mantener su calidad, debemos analizar el suelo, segarlo y añadir los niveles necesarios de calcio y fertilizante.

El heno está compuesto por una gran cantidad de nutrientes, puede consumir todo el que quiera. Si se le humedece previamente, el caballo lo digiere mejor. En la medida de lo posible, debemos evitar el suministro de forraje antiguo, ya que el tiempo merma los nutrientes que contiene.

La alfalfa tiene unos valores proteicos mayores y mejores que cualquier otro forraje, por lo general se usa como alimento para los caballos de carreras. La principal dificultad de la alfalfa es secarla correctamente, una alfalfa antigua y mal cortada tiene menos nutrientes y es más indigesta que una más fresca. Puede reemplazar completamente al heno, aportando mejor valor nutritivo y calidad a la alimentación del caballo. Tiene un elevado contenido de vitaminas y minerales, siendo rica en calcio y vitamina A, D y E.

La paja, muy usada en el sur de España, a veces se combina con la alfalfa o sola como primera fuente de fibra, proporciona un bajos niveles nutricionales y está considerada el tipo de fibra más indigesta. Cuando se usa paja, hay que asegurar un nivel adecuado vitamínico, por lo que se recomienda el uso de un suplemento o pienso compuesto que garantice una dieta equilibrada. Da buenos resultados en caballos que muestran nerviosismo, ansiedad y que piden alimento durante todo el día. La paja de avena es la más utilizada.

La remolacha forrajera puede ser una buena opción para introducir en la dieta de caballos que necesitan ganar peso. Si el caballo tiene un peso óptimo debemos evitar que la coma en exceso porque puede causarle cólicos.

Los cereales están indicados para los caballos que realizan más esfuerzo y no tienen suficiente aporte energético con el forraje. La avena es el mayor aporte de energía que puede ingerir un caballo, por ello es muy importante que sea de buena calidad. Tiene un alto valor nutritivo, puede ser consumida en grandes cantidades sin afectar a la digestión, es rica en proteínas y energía, y combinada con heno es fuente de una gran cantidad de nutrientes. El maíz también es una gran fuente de energía, pero también de fibra, se recomienda mezclarlo también con heno. El salvado proporciona vitaminas y facilita la digestión, pero por si solo no es suficiente.

El pienso compuesto ha proporcionado tradicionalmente esta energía complementaria que algunos caballos necesitan. La composición de los piensos normalmente es de mezclas de granos de cereales, aceites, vitaminas y minerales. Hay muchos tipos de pienso, por ejemplo el pienso completo está hecho para mezclarlo con el forraje, un pienso equilibrador añade los minerales y vitaminas que faltarían en una dieta basada en cereales y forraje, etc. Un factor importante es saber cómo y qué pienso usar para que las necesidades del caballo estén cubiertas. Esto dependerá de la clase de caballo, el uso que tenga y su etapa de desarrollo principalmente.

La linaza se utiliza para darle robustez a la piel del caballo. Está compuesta de grandes cantidades de formadores de grasa, como el aceite y proteínas. También es una buena opción si necesitamos que un caballo gane peso. Se hace un compuesto mezclando la linaza, previamente calentada a fuego lento hasta obtener un resultado gelatinoso, con salvado.

Las tabletas están compuestas de ingredientes imprescindibles en la dieta del caballo pero que no se encuentran en todos los alimentos naturales, como por ejemplo los minerales y las vitaminas. No deben mezclarse con otros alimentos, excepto con el salvado para que ayude a la digestión. Las hay de muchos tipos según las necesidades de cada caballo.

Las zanahorias, manzanas y nabos son vegetales que los caballos adoran y aunque no debe abusarse, son buenos complementos. Se les dan partidas o en tiras y previamente deben lavarse.

Las tisanas son un par de puñados de harina de avena hervidos en agua y bien mezclados. Una vez enfriadas, se les da a los caballos que vuelven cansados a las cuadras.

De todas maneras, recuerda que un veterinario es quien mejor puede indicarnos qué alimentos deben componer la dieta de nuestro caballo.

 

 

Cuidados Básicos para un Caballo

Cuidados básicos para un caballo, algo muy importante a tener en cuenta una vez que pensamos en la posibilidad de adquirir uno. Los caballos son animales nobles y maravillosos, pero también requieren un tiempo de dedicación, asumir unas responsabilidades y unos cuidados básicos. No debemos olvidar que cuando decidimos incorporar un animal a nuestras vidas, sea cual sea, tenemos el compromiso moral de velar por su seguridad, su bienestar y su salud. Una buena forma de garantizar estas cosas es contratando un seguro de caballos.

Cuidados esenciales para caballos

¿Qué nos hace falta para tener un équido?

Es primordial disponer del espacio que el animal necesita, tanto al aire libre como en interior para que pueda refugiarse del frío, la lluvia o el calor. En caso de no tener suficiente espacio al aire libre para él, sacaremos al animal a dar paseos para que se ejercite y no pierda el fondo físico que les blinda su naturaleza. También hay que dedicar un tiempo diario al cepillado y mantenimiento estético del animal.

El refugio para que nuestro compañero pueda resguardarse debe ser amplio y con ventilación, el animal debe estar cómodo. El suelo de la cuadra estará acolchado gracias a la paja que lo cubrirá, esta paja debe ser cambiada regularmente, ya que es importante que tanto el animal como sus espacios estén limpios.

Además, debes ocuparte de que nunca le falte comida y agua. Un caballo puede beber más de cincuenta litros de agua en verano, por lo que es fundamental que esta nunca le falte, lo ideal es que tenga un suministro seguro de alguna especie de fuente, y que además esté limpia. En cuanto a la comida, un caballo come una media de quince kilos de hierba al día y puede que no dispongas de una finca tan grande como para asegurar el pasto diario. La solución es comprar la hierba cuando se recoge a final de primavera y almacenarla. El pienso es un complemento de la hierba, pero no un sustituto.

Los caballos necesitan una atención veterinaria, que incluye vacunas y desparasitaciones periódicas. Desde micompi recomendamos la contratación de nuestros seguros para equinos.

Pero recuerda que todo lo dicho anteriormente no puede llevarse a cabo sin un dueño comprometido que asegure estos cuidados básicos.

10 consejos importantes para el cuidado de tu mascota en verano.

Con la llegada del verano y las altas temperaturas el cuidado de tu mascota se hace más necesario de lo que ya lo es. Por tanto y para sacarle el máximo partido y divertiros a tope tú y tu peludo amigo, Micompi, comparador de seguros de mascotas y caballos te trae algunos consejos para cuidar a tu mascota en el verano. Vamos a verlos:

  1. Hidratación: Es un aspecto fundamental y aunque parezca una tontería en muchas ocasiones no estamos atentos lo suficiente. Al igual que lo seres humanos, tu mascota ha de estar bien hidratado y sobretodo en esta estación donde se llega a alcanzar altas temperaturas. Además una buena hidratación mejora las funciones vitales, los músculos y la piel. Presta atención a que el agua esté fresca y transparente. Limpia el cuenco todos los días, y verifica que no quede resbaladiza ninguna parte de la superficie, ya que eso significaría que hay microorganismos que pueden dañar la salud de tu perro.
  2. Alimentación. ¡Qué no pase hambre y nada de sobras! La alimentación es vital para que nuestro amigo peludo esté sano y fuerte. En verano las necesidades energéticas de su mascota son menores que las de invierno, ya que hacen menos ejercicio y no tiene un gran gasto para mantener su temperatura corporal. Así una buena recomendación es alimentarlo de manera suave y con mayor regularidad,  ya sea con pienso o comida casera.
  3. Protección solar. Mantén protegida a tu mascota de los rayos solares, aunque su piel sea más gruesa, nuestras mascotas no tienen glándulas sudoríparas que les permitan regular su temperatura corporal. En vez de eso, jadean intensamente para evaporar el agua y enfriar así su cuerpo. Así que evitar pasear o tener a tu animal de compañía en la franja horaria de más calor (12 de la mañana a 7 de la tarde) y sobre todo si tu mascota es un cachorro o de avanzada edad.
  4. Prepara un bolso para tu perro: Un buen kit para tu mascota es necesario para realizar un viaje o salida. Revisa si tiene un arnés firme y cómodo acorde con el clima. Lleva una caja de porte adecuado al tamaño de la mascota o un arné de seguridad para viajar. Lleva un pequeño botiquín que contenga elementos básicos de desinfección. Compra la misma comida que come usualmente, un cambio alimenticio puede ser perjudicial. Una pipeta para pulgas y garrapatas extra, será agradecida por ti y por todos los demás. Llévale una manta exclusiva para él, para la noche, y para el campo o la playa. No te olvides de sus platos. Un termo para mantener su agua fría, siempre es útil. Es importante que le lleves un chaleco si el perro es friolento ya que por las noches en algunos lugares baja mucho la temperatura o el viento es fuerte.
  5. Un buen veterinario. Conocer la salud de tu perro es necesario durante todo el año, pero se hace más importante en estas épocas de más calor. Por ello asegúrate de hacerle un chequeo y si sales de viaje de que lo haya en la zona y así evitar cualquier percance. Puedes encontrarlo aquí.
  6. Ejercicio moderado y adecuado según el horario. Al igual que para los humanos, para tu mascota ocurre igual. La altas temperaturas hacen que su mascota se deshidrate en mayor medida y pueda sufrir un golpe de calor, así que evita las horas de más sol y lleva consigo, aunque parezca una tontería, un plato y agua para manténlo hidratado en todo momento.
  7. Viaje. Muchos decidimos en esta época salir de viaje ya sea en coche, tren o avión o cualquier otro medio, por ello es necesario saber que antes de iniciar un viaje con su mascota, debe tener en cuenta que los desplazamientos de los animales de compañía están regulados por normas sanitarias comunitarias o nacionales para garantizar su salud y la de las personas. Race da algunos detalles de las normativas necesarias para el transporte de nuestras mascotas
  8. Manténlo vigilado en espacios poco conocidos. Ten especial cuidado con tu mascota cuando viajes y visites lugares nuevos. Asegúrate que tu amigo peludo y tu conozcáis el entorno y mantenlo vigilado en todo momento, de hecho muchas mascotas desaparecen en verano debido a esta causa.
  9. Córtale el pelo y mantén a tu mascota aseado. Cuánto se agradece un corte de pelo y un buen baño cuando hace calor ¿A que sí? Pues bien, si a tu mascota normalmente no le gusta bañarse, convierte el momento del baño en diversión, para que se sienta a gusto y se deje bañar sin problemas
  10. No lo dejes amarrado o subido en el coche. Es necesario hacer hincapié en este asunto. Señores hay que ser responsables y más aun en esta época. El coche puede llegar a alcanzar los 45 grados en su interior, así que evite que esto suceda, pues puede ser mortal para su mascota. Igual pasa cuando dejamos a nuestra mascota amarrada en la calle, por favor piensen en que pasaría si fuésemos nosotros los que estuviéramos atados
  11. Una buena identificación de tu mascota. Es necesario que nuestras mascota vayan identificadas con el objeto de aumenta las posibilidades de que aparezca en caso de pérdida. Hay muchas empresas, como CODYPET (participa en el sorteo de un kit para tu mascota), que han elaborado unos collares con un código QR que permiten almacenar, en la nube, todos los datos de nuestra mascota y de su dueño, desde su historial clínico hasta la dirección en la que vivimos o permanecemos en pequeños periodos, como por ejemplo nuestra estancia en vacaciones.

Espero que sigáis estos consejos que os hemos aportado con el objeto de pasar unas vacaciones divertidas y saludables alejadas de los peligros y los percances que puedan ocurrir.

 ¡Si te ha gustado, compártelo!       ¡FELIZ VERANO!   

Cómo saludar a un perro

Fuente: animales.uncomo.com

¿Crees que no le caes bien al perro del vecino? ¿Y que los perros del parque no te tienen aprecio? Tranquilo. Excluyendo a los perros que tengan algún tipo de problema con las personas, en cuyo caso conviene a sus dueños tener contratado un seguro de Responsabilidad Civil, además de tomar las medidas de seguridad necesarias, seguro que son otros los motivos por los que los canes te miran mal cuando te acercas. Seguramente, la causa principal sea que no sepas cómo saludar a un perro.

Sí, sí. Como lo lees. La manera de acercarte y saludar es fundamental para determinar la respuesta y aceptación por parte del perro. Para ello, los entrenadores y especialistas en perros consideran básica una norma: no humanizar al perro ¿Qué quiere decir esto? Nosotros, los humanos, cuando nos encontramos por la calle con alguien conocido, solemos acercarnos directamente, nos miramos de frente, tendemos la mano o repartimos besos y abrazos. Los perros, en cambio, evitan el contacto frontal, hasta el punto de saludarse entre ellos por los lados.

Partiendo de que el perro, por estar en una posición por debajo de la nuestra, nos ve amenazantes, el acercamiento debe ser relajado y por el lateral, dejando que el perro vea que nos aproximamos y asimile la situación. Debemos evitar acercarnos frontalmente o por detrás y mirar directamente a los ojos del animal. El acercamiento tiene que terminar antes de entrar en el espacio propio del perro. Cada uno, sea persona o perro, tenemos un espacio donde solo aceptamos la presencia de ciertos conocidos. En el caso del perro, si la cercanía con un desconocido resulta molesta, intentará alejarse hasta que la persona quede fuera de su espacio.

Que el perro nos huela es un paso importante antes de establecer un contacto físico. Pero no debemos caer en la trampa de acercar la mano a su hocico. Así estamos invadiendo de nuevo su espacio propio. Lo ideal es dejar que el animal sea quien decida venir a olernos, a su ritmo. Es el momento para intentar acariciarlo y comprobar si acepta o no nuestro acercamiento. Si el perro se asusta o se pone nervioso, es mejor echar el freno y no acariciarlo. Por el contrario, si se acerca relajado y busca el contacto, podemos establecer una relación satisfactoria.

Los humanos sabemos reconocer (aunque a veces no lo parezca) cuándo no debemos acercarnos a una persona o cuándo nuestra compañía no es de su agrado. Pues los perros actúan exactamente igual. Por ello, es fundamental saber leer las señales del animal y respetarlas.

Fuente: petsy.mx

No consigo que mi perro deje de hacer pis en casa

Muchas personas se sienten frustradas porque no consiguen que su perro no se hagan pis en casa. Cuando tenemos un cachorrito en casa todos sabemos que se hará pipi en casa, pero desde el principio debemos educarle para conseguir nuestro propósito, que asocie la calle con realizar sus necesidades. Para ello es necesario tener mucha paciencia e inculcarle cuáles son los buenos hábitos. Desde micompi, comparador de seguros para perros.

Pis

Un sistema de educación centrado en premiar y establecer unos hábitos serán tareas indispensables para que el perro deje de hacer pis en casa.

Sacarlo siempre cuando se despierte de dormir mucho rato, cuando coma y salir cada día a jugar con él en el parque. No es necesario estar horas en la calle hasta que el perro haga sus necesidades, lo ideal es sacarlo un pequeño rato y si hace pis recompensarle con una galleta o chuchería especial para cachorros.

Al contrario de lo que piensan muchos dueños, cuando nuestros perros hacen pis en casa después de un largo paseo no lo hacen queriendo, es una cuestión de costumbre, ellos creen que el lugar para hacerlo es la casa, el sitio que conocen, alzarles la voz y pegarles no es una buena opción ya que ellos no sabrán por qué te comportas así y en vez de evitar el problema se acrecentará.

La solución ideal es reconocer cuáles son los momentos del día en los que él suele hacer pis y sacarlo siempre. De todas formas sabemos que cada dos horas será necesario salir a la calle con él. Este esfuerzo lo tendrá que realizar el dueño durante dos semanas aproximadamente, tiempo en el que el perro aprenderá a desarrollar su sentido de la limpieza y comenzará a avisar cuando quiera salir.

Este es momento de leer sus indicaciones, si no te presta atención, olisquea diferentes sitios de la casa o está muy nervioso y mira a la puerta, no dejes pasar ni un minuto, coge la cadena y bájalo.

Calendario de vacunación para perros

En Micompi tenemos muy en cuenta el cuidado de las mascotas. Para que tu perro esté sano deberás llevar a cabo una serie de cuidados en él. Las vacunas se han convertido en algo irremplazable en la vida de cualquier mascota doméstica, así como en la vida de cualquier humano. De esta manera, se evitarán enfermedades tanto en los animales como en sus dueños. Así, todos los que estén a nuestro alrededor gozarán de una buena salud.

El período de vacunación de nuestro perro es algo que se suele olvidar con frecuencia. A veces, ni aclaramos nuestra cabeza con respecto a qué vacuna le toca o cuándo tenemos que llevarlo al veterinario. Para haceros la vida más fácil, micompi ha realizado un calendario de vacunación que podréis tener guardado en vuestro ordenador o, incluso, imprimirlo para llevarlo siempre con vosotros.

infografía vacunación perros

Cuando una nueva mascota entra en nuestro hogar suele tener un mes de edad. Al mes y medio contando desde su nacimiento, se tendrá que poner la vacuna de la Parvovirosis que es una enfermedad que suele afectar a los cachorros.

Entre los 2 y 3 meses de edad volverás al veterinario para repetir esta vacuna y se le pondrán otras como la del moquillo, que se transmite por el aire y a través de fluidos infectados; la Hepatitis, difícil de diagnosticar, por ello es mejor prevenirla; la Leptospirosis y el coronavirus o Tos Perruna.

Más tarde, entre los 5 y los 6 meses, se les repetirán todas las vacunas anteriores menos el Coronavirus o Tos Perruna y se le pondrá la primera dosis de la Rabia. Además, se le implantará el microchip, obligatorio en España, y totalmente necesario para contratar un seguro para perros, ya sea veterinario o de responsabilidad civil.

A partir de este período, todas las vacunas se le pondrán anualmente. De esta manera, el veterinario también le echará un vistazo a nuestra mascota y esta se podrá mantener sana para tener una larga y feliz vida.

Desde micompi, os aconsejamos que las mascotas tengan todas estas vacunas puestas. Estas y el microchip, son requisito indispensable para obtener algún tipo de seguro para perros. Si estáis interesados en contratar uno, no dudéis en consultarnos.

Pasear, qué felicidad

Hacer ejercicio para un perro es tan importante como para las personas. Si tenéis un perro, salir a pasear es una tarea prácticamente obligatoria, aunque no hay que verlo de esa manera. Debe ser parte del día a día, un momento de relax y disfrute.

Pasear al perro

Fuente: facilisimo.com

Es cierto que, a veces, salir a pasear puede convertirse en una pesadilla. El paseo produce en los perros ansiedad y puede convertirse en una tarea complicada. A veces, no sacáis a vuestro perro a pasear porque os produce mucha frustración y estrés a causa de los continuos tirones de la correa, porque se ahoga, ladra sin parar o enloquece cuando pasáis frente a otros perros o personas. No os sentís seguros. Si esto sucede es porque algo estamos haciendo mal.

Algunos consejos a la hora de pasear a vuestro perro.

Salir al exterior. Tener un jardín o un patio dentro de casa en el que el perro pueda correr y estar suelto no es excusa para dejar de salir a pasear. Al igual que vosotros, también necesita salir de casa, interrelacionarse, cambiar de aires. Lo más recomendable son los parques de la ciudad, pero también son válidos otro tipo de espacios abiertos donde pueda correr, olfatear y andar libremente.

Interrelacionarse. Frecuentad lugares donde haya otros perros con los que pueda relacionarse. Jugando con otros perros hará mucho más ejercicio y mejorará su carácter. Vuestro perro estará quemando energía a la vez que se convierte en un perro más sociable.

Jugando

Fuente: petclic.es

La correa. El uso de la correa es fundamental. Pero también está bien, siempre que sea posible y vuestro perro os lo permita, dejarlo suelto. Para que pueda caminar, correr e investigar con total libertad. Por el contrario, si no queréis llevarlo suelto, podéis utilizar correas largas. De este modo, vuestro perro gozará de una movilidad extra, pero podremos tenerlo controlado en todo momento.

Una rutina. Es muy positivo para vosotros y para vuestra mascota mantener una rutina diaria de paseo. De este modo, vuestro perro seguirá una pauta y podrá manejar su vida con cierto orden. Por ejemplo, para que conozca el momento de hacer sus necesidades.

Juguetes. Una forma muy efectiva de potenciar su actividad física son los juguetes. En vuestro paseo podéis jugar con vuestra mascota con objetos que pueda morder o ir a buscar.

Deporte. En definitiva, es mejor salir a pasear “con el perro” que “al perro”. Esto puede llevarse fácilmente a la práctica si sois corredores frecuentes. Aprovechad para que vuestro perro os acompañe. Es una práctica saludable para ambos.

Amigos, un perro que no sale a pasear está dejando de lado una parte fundamental de su desarrollo. No tiene opción de marcar su territorio, de buscar o de reconocer olores. Tampoco puede relacionarse con otros perros o investigara su alrededor. Si sale a pasear quemará toda su energía del día y descansará mejor. Un perro que pasea es un perro feliz. Y si él está bien consigo mismo, estará bien con vosotros.

Ejercicios de olfato para tu perro

El olfato para los perros es un “arma” muy importante. Por ello, debemos pasar al menos 5 minutos al día realizando ejercicios de este tipo con él para que mejore este sentido. Como todos, sabemos el ejercicio físico para un perro es fundamental, pero también lo es que desarrolle sus sentidos básicos, como el olfato.

Google+

Google+

No controlar este sentido le puede jugar algunas malas pasadas a nuestra mascota como que otro perro le pille por sorpresa, no sea capaz de rastrear a una persona o simplemente de identificarla. Para que esto no le ocurra más a nuestro perro, en micompi te enseñamos algunos ejercicios y juegos que puedes usar con él. Estos ejercicios deben ser introducidos poco a poco a tu mascota.

– Podemos empezar con algo sencillo como poner algo de comida, un juguete o una gominola en algún lugar del suelo y decirle “busca”; lo guiaremos hacia el objeto.  Más tarde, haremos lo mismo pero sin guiarlo.

– Ya que sabe cómo funciona el juego y ha aprendido lo que tiene que hacer cuando escuche la palabra “busca”.

– Iremos realizando este ejercicio de forma progresiva escondiéndolo cada vez en un sitio más oculto y/o más alto, fuera de su vista, para que así desarrolle más su sentido del olfato.

– Para terminar, cerraremos la puerta del cuarto donde estemos, esconderemos el objeto y después le invitaremos a entrar para que busque el objeto.

Ya sabéis, este es un ejercicio que os hará pasar algo más de tiempo juntos. También puedes jugar al escondite o algún juego parecido a este. El objeto puede ir cambiando o ser el mismo según los gustos de tu mascota.

¡Ánimo con el juego!

Cómo hacer que tu perro devuelva la pelota

Una de las maneras de pasar tiempo con tu perro es jugar con él. Desde Micompi, comparador de seguros de perros, gatos y caballos, os animamos a pasar cada día un buen rato con tu perro o gato.  Nuestra mascota puede tener multitud de juguetes pero, en la mayoría de los casos, pierden la cabeza por una simple pelota. El mundo de la pelota para él es un mundo muy suyo, casi obsesivo. Por ello, debemos saber cómo jugar con él a este juego.

Lo primero que hay que tener claro es que para nuestro perro el correr detrás de un objeto es muy parecido a la acción de “caza”. Por lo tanto, cuando por fin lo alcanza prefiere alejarse e irse a un lugar tranquilo donde poder devorarla.

Petclic

Petclic

Si queremos que aunque nuestro perro se encuentre en este estado de “caza”, nos devuelva la pelota tranquilamente, tenéis que seguir estos simples consejos. Con ellos, podrás tener una vida juguetona mucho más feliz con tu compañero.

– No ir en su busca cuando el perro no suelte la pelota. De esta manera, pasaremos del juego “a ver si me pillas” al simple de “lanzar y recoger pelota”.

– Lanza la pelota a una distancia corta y cuando tu perro la coja, gira hacia el lado opuesto incitándolo a seguirte.

– Si suelta la pelota antes de llegar, ve a cogerla sin ir de frente a él, tirándola casi al instante.

– Si, de otra manera, el perro no la suelta, no le persigas. Simplemente llámalo para que venga a ti.

– Otra opción es que llegue a tu lado pero no suelte la pelota. De ser así, no se la quites de la boca. Espera que la suelte y al hacerlo lánzala de inmediato. De esta manera, el perro sabrá que el premio de soltarla es volverla a coger.

Si se practican estos juegos de una forma rutinaria, tu perro empezará a incluirte más en su juego de la pelota. Una vez aprenda a darte la pelota tras cogerla, podrás empezar con otros tipos de ejercicios de obediencia.

¡Mucho ánimo con el juego!